Catástrofes naturales impactarán costos de reaseguros

0
464
Print Friendly, PDF & Email

FUENTE: El Economista PÁGINA: 11                                                                                                                               FECHA: jueves, 2 de noviembre de 2017AUTOR: Belén Saldívar

Tras las últimas catástrofes que se han registrado alrededor del mundo, como los sismos que afectaron a México en septiembre, los incendios en California y los huracanes que azotaron localidades de Estados Unidos y Puerto Rico, los costos de los reaseguros se verán afectados, indicó Octavio Careaga, director general de TBH México, compañía internacional de seguros, reaseguros y gestión de riesgos.

Los reaseguros son las coberturas que contratan las compañías aseguradoras para ceder parte de los riesgos que se originan tras alguna catástrofe de esta índole. Así el grueso del siniestro que se registra lo pagan los reaseguradores, lo cual permite que las pérdidas no sólo se queden en las compañías aseguradoras y no tengan un impacto negativo.

“Todas las aseguradoras que suscribieron pólizas del ramo de daños y que se vieron afectadas por los sismos, huracanes y demás catástrofes, afectaron sus programas de reaseguros. Al ser un mercado internacional el de reaseguro, éste no sólo se ve afectado por los sucesos en México, sino también en otros países”, explicó.

Por lo anterior, agregó que el mercado internacional va a tener que modificar el costo del reaseguro de las aseguradoras para compensar las pérdidas, lo cual también podría ocasionar que los costos de los seguros se pudieran ver ligeramente afectados.

De acuerdo con el director de TBH México, si se modificaran los costos de los reaseguros, las pólizas que se verían afectadas son aquellas que están destinadas a los negocios, las cuales, dependiendo de la afectación, podrían incrementar entre 15 y 20% al renovarla.

El mes pasado, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) no descartó un alza en los precios de los reaseguros para el próximo año, lo que ocasionaría que las aseguradoras consideren conveniente o no elevar sus precios.
Pymes, las más afectadas y menos aseguradas
Por otro lado, Octavio Careaga precisó que los daños, a su parecer, se dividen en tres: a casa habitación, agrandes corporativos y las afectaciones a las pequeñas y medianas empresas (pymes), las cuales salen mal paradas a comparación de las otras dos.

“Los daños a la parte de casa habitación son preocupantes porque menos de 30% de las casas en el país cuenta con seguro y se debe tener en cuenta que las que tienen están ligadas a créditos hipotecarios, o sea, que son inmuebles nuevos. Por otro lado, están los grandes corporativos, los cuales casi 100% están protegidos, además de que las zonas que se vieron afectadas no hay mucha industria; por último, están las pymes, en las cuales hay una mayor afectación, pero por la poca penetración de seguros, la pérdida para el sector asegurador es menor”, acotó.

Agregó que si bien después de los sismos se incrementó la demanda de gente que empezó a cotizar seguros para casa habitación entre 10 y 15 %, al final menos de la mitad de ésta lo compró, ya que “fue nada más el susto”. Por lo cual no prevé un aumento significante en la venta de pólizas al término del año.

“Como sector nos hubiera gustado que la mayoría de los daños que se presentaron estuvieran asegurados, sobre todo porque el sector es sólido y las aseguradoras están financieramente muy fuertes.

Se tienen las reservas catastróficas adecuadas para hacer frente a siniestros incluso de mayor magnitud a los que ocurrieron; sin embargo, lamentablemente la falta de cultura de seguro hace que la afectación al sector sea menor”, finalizó.

De acuerdo con la reaseguradora Swiss Re, se espera que los reclamos de los terremotos de 7 y 19 de septiembre sean de aproximadamente 175 millones de dólares. La AMIS, por su parte, indicó en su última conferencia de prensa que a mediados de noviembre se tendrían las cifras finales de siniestros y costos de éstos.