Sector Asegurador: respuesta ante el huracán Patricia.

0
568
Sector Asegurador
Print Friendly, PDF & Email

AMIS y sus asociadas se solidarizaron con la población afectada y ratificaron su compromiso de atención y servicio a sus asegurados, apoyando las acciones de las autoridades.

El viernes, 23 de octubre, el huracán Patricia, considerado uno de los más poderosos en la historia, tocó tierra en la costa occidental del país. Alcanzando ráfagas cercanas a los 300 kms. por hora y con un ojo de 10 kms. de diámetro, el huracán, categoría 5, aterrizó cerca de las bahías de Tenacatita y Cuestecomate, Jalisco.

Al impactar en una zona poco poblada y luego perder fuerza al topar con la Sierra Madre Occidental, el Huracán provocó menores daños a los temidos, antes de debilitarse y convertirse el sábado 24 de octubre en tormenta tropical.

Autoridades federales, estatales y municipales coordinaron esfuerzos junto con el sector privado, para preservar la integridad de las personas, las familias y empresas de las entidades afectadas.

El sector asegurador también se unió al llamado de las autoridades de Protección Civil, sumando esfuerzos para tomar medidas preventivas y cuidar de la seguridad de la población.

Apoyándose en la emisión de diversos comunicados y cápsulas informativas en medios de amplia cobertura, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, AMIS, expresó su solidaridad con la población afectada y reiteró su compromiso con los asegurados para atender eficaz y oportunamente a las solicitudes de indemnización provocadas por el evento natural.

En conferencia de prensa, Mario Vela Berrondo, presidente de la AMIS, hizo un llamado a los asegurados a contactar a su compañía aseguradora, para dar seguimiento puntual a cada una de las reclamaciones. También rememoró los datos del sitio web www.amisprensa.com.mx, donde se encuentran los números 01 800 de las compañías aseguradoras asociadas, para la obtención de mayor información.

De igual forma, el licenciado Vela detalló que para una mejor y rápida atención, el asegurado, persona o empresa, debe llamar a la aseguradora correspondiente y solicitar la presencia de un ajustador. Si los daños son en casa habitación, aconsejó tener una relación de los bienes afectados y sus costos estimados; y si se trata de vehículos, se deberán presentar los documentos que validen la propiedad del mismo. Si por las circunstancias, el asegurado no tiene a la mano su póliza o algún documento requerido, la compañía tomará los datos y dará seguimiento.

Se informó al público, que al no registrarse daños importantes en las instalaciones de las aseguradoras en los estados afectados, su infraestructura está lista para dar la atención necesaria a los asegurados.

Por lo anterior, el presidente de la AMIS concluyó que “el seguro es el mejor mecanismo financiero para proteger el patrimonio personal, familiar y empresarial. En México, el sector asegurador está listo y cada vez mejor preparado para enfrenar la temporada de huracanes y los riesgos que éstos conllevan, ya que las compañías cuentan con reservas de capital y el respaldo del reaseguro.

Cabe resaltar que el anterior fenómeno natural de gran intensidad fue el huracán Odile, ocurrido en septiembre de 2014, mismo que dejó pérdidas por un monto de 24 mil 250 millones de pesos, dato con cierre al 14 de octubre de 2014, de las cuales, el sector asegurador participó en un 68%, el Fonden con un 24% y el gobierno de Baja California Sur en un 8%.